Ciclo de composición de Taekwondo

El ciclo de composición del Taekwondo, o Soon Hwan Do en coreano sostiene que el TaeKwon-Do se compone de 5 fases, que componen un ciclo, donde cada una de ellas es imprescindible para el desarrollo de la otra, que se representan gráficamente en la siguiente imagen:

 

Las 5 fases son:

.- Movimientos fundamentales: Los movimientos fundamentales están basados en las técnicas básicas y, practicados exhaustivamente, permiten desarrollar habilidad de manera que el alumno pueda enfrentar situaciones de combate real con confianza. Los ejercicios de frente a frente ayudan a perfeccionar la técnica y a comprender la importancia de la distancia y el tiempo en una situación dinámica. También se puede entrenar con accesorios para mejor el poder, resistencia, puntería (foco), etc.

.- Formas: Las formas son movimientos fundamentales encadenados y nos ponen en una situación hipotética, donde debe poder defenderse, contraatacar y atacar frente a varios oponentes imaginarios.

.- Combate: La lucha permite el enfrentamiento real contra un adversario. Habrá que saber reaccionar delante de situaciones sorpresa e improvisar tanto ataques como defensas. Se mejora la coordinación, la velocidad, el equilibrio y la concentración contra ataques espontáneos, es decir: situaciones donde aplicar la defensa personal y que preparan al alumno para poderse defender en la vida.

.- Defensa personal (lucha libre): Trabaja los movimientos básicos, aún cuando se haya desarrollado una alta capacitación en defensa personal, para seguir perfeccionando y mejorando en el Taekwondo.

.- Acondicionamiento físico (Dallyon): Para poder lograr todos estos objetivos, es necesario un buen acondicionamiento físico que aporte resistencia al cuerpo.