Los 5 principios del Taekwondo

Los 5 principios del taekwondo son:

Cortesía (Ye Ui):

La cortesía se basa en tratar a los demás como a uno le gustaría que le tratasen, con respeto, educación y atención. Los preceptos de la cortesía para desarrollar un carácter noble y conducir el entrenamiento de manera ordenada son:

1. Promover un espíritu de mutuas concesiones.

2. Admitir y corregir los defectos propios, siendo condescendiente con los de los demás.

3. Ser educado.

4. Alentar un sentido humanitario y de justicia.

5. Distinguir al instructor del alumno, al veterano del novato, al mayor del más joven.

6. Comportarse de acuerdo a la situación.

7. Respetar las posesiones de los demás.

8. Practicar la honestidad y sinceridad.

9. Abstenerse de aceptar algún favor o soborno.

 

Integridad (Yom chi):

La integridad hace referencia a la capacidad de ser responsable de los propios actos mediante la conciencia y consecuencia respecto a lo que se sabe correcto o equivocado. El trabajo de la integridad nos lleva a reconocer lo correcto de lo incorrecto, de forma que cuando se haga lo incorrecto, existirá la suficiente conciencia para asumir la disculpa y remendar los errores de forma activa.

Perseverancia (In Nae):

“La paciencia conduce a la virtud. Se puede construir un hogar pacífico siendo paciente cien veces”, reza un viejo proverbio oriental. Tener perseverancia es ser capaz de volver al principio, tener paciencia, confianza, y saber que, con suficiente intención y preparación, nada es imposible y ningún obstáculo es demasiado grande.

Una persona paciente, tiene posibilidad de mejorar y perfeccionar una técnica. Uno de los secretos principales para convertirse en un líder del Tae Kwon-Do, es afrontar cada dificultad con perseverancia. Confucio dijo: “Aquel que es impaciente en cuestiones triviales, rara vez logrará éxito en cuestiones de mucha importancia”.

Autocontrol (Guk Gi):

Para un artista marcial, éste es quizás el principio más importante. La confianza y la preparación física derivadas del entrenamiento deberían ir acompañadas de saber utilizar dichas capacidades en su justa medida, con responsabilidad y templanza. Este principio es muy importante fuera y dentro del dojang, tanto para conducirse en los asuntos personales, como en la lucha libre. Una pérdida del control en la lucha libre, puede acarrear resultados desastrosos para el estudiante y para el oponente. La incapacidad para conducirse en el trabajo y en la vida en general, es también falta de autocontrol. De acuerdo con Lao Tse: “La esencia de la fortaleza, consiste en vencerse a sí mismo más que a algún otro”.

Espíritu Indomable (Baekjul oolgool):

Se refleja cuando una persona valerosa se enfrenta por sus principios a situaciones difíciles. Esto implica seriedad, sentido de la justicia, modestia y honestidad. Si el estudiante y artista marcial se cruza con lo que sabe que es una injusticia, debe enfrentarse a ella, sin miedo ni duda, con espíritu indomable, sin considerar quién y cómo sea.

Confucio declaró: “es un acto de cobardía no alzar la voz contra la injusticia. La historia ha probado que aquellos que siguieron sus sueños diligente y enérgicamente, con espíritu indomable, nunca fallaron en obtener sus metas”.